Indycar – ¿Adiós Capitán? Piloto élite busca silla en Indycar

Comment

Las piezas del dominó comienzan a caer más pronto de lo esperado. Luego del noticionón que supuso la confirmación de Juan Pablo Montoya para correr por primera vez en ROC, (Race Of Champions) evento que se celebra desde 1988, reúne a los mejores pilotos de distintas épocas y disciplinas deportivas a competir en autos idénticos para coronar al Campeón de Campeones y tendrá lugar en Miami el próximo 21 de Enero, llegó la confirmación del secreto peor guardado de la temporada: El Team Penske, por medio de su timeline en Twitter, anunció la contratación de Josef Newgarden, piloto americano de 25 años proveniente del Ed Carpenter Racing, para ponerse al mando del auto #2 del Capitán. A partir del próximo año, tendremos que cambiar el chip para entender que ese glorioso auto número 2 que tantas alegrías nos dió durante 3 temporadas consecutivas ya no estará comandado por Juan Pablo.

La mayoría, por no decir que todos los gurús de la categoría, coinciden con la decisión tomada por el Capitán. Newgarden es un piloto atractivo tanto para los aficionados como para los patrocinadores, pues así como su velocidad y habilidades al mando de un Indycar son reconocidas y han dejado claro testimonio situándose en el 4to lugar del campeonato después del 1-2-3 del equipo de Roger Penske, su sintonía con los espectadores, aspecto, carisma, juventud y manejo de cámara son cualidades que el dueño de este equipo no podía dejar pasar por alto. En entrevistas previas, Penske mencionaba que la decisión estaría basada en una proyección a largo plazo. Esa insinuación, sumado a los constantes rumores que rondaron por el paddock a lo largo de la temporada, hacen que la noticia se reciba con novedad, más no con sorpresa.

Los resultados que deja Montoya en su relativo corto paso (3 años) por el equipo de automovilismo americano más condecorado de todos los tiempos es por lo menos, envidiable. Campeón de las 500 millas de Indianápolis 2015, Subcampeón de la temporada el mismo año en desempate por número de victorias contra Scott Dixon, 4 victorias, 1 pole, 12 podios y 435 vueltas lideradas. Todo esto luego de haber estado 8 años manejando autos stock de un comportamiento y exigencia física completamente diferente e inferior a los open wheel, todo esto a los 41 años de edad… y todavía hay “fanáticos” que se atreven a blasfemar, criticar, hablar de su estado de forma y cuestionar sus números. Bueno, lean este párrafo de nuevo, ahí están.

Se ha vuelto recurrente mencionar el tema de la edad de Juan Pablo y vincular ese número a un posible retiro. En 1996, Emerson Fittipaldi militaba en la CART mientras se aproximaba a los 50 años de edad, corriendo tiempo completo, cuando sufrió ese tremendo accidente en el super óvalo de Michigan que le ocasionó una fractura de la séptima vértebra cervical y un colapso parcial de su pulmón izquierdo, lesiones que terminaron con su carrera deportiva… el denominado Career Ending Crash. Nigel Mansell se convirtió en el primer piloto en ganar el campeonato de la CART en su año de novato a los 40 años de edad, el segundo fué… si, Montoya en 1999. Sin contar que el británico volvió a la F1 y corrió en Williams al cierre de la temporada del 94 y un par de carreras en Mclaren al año siguiente sobre sus 42. La leyenda Mario Andretti, corrió su última carrera en la CART en Laguna Seca, cerrando esa temporada con su retiro a los 54 años de edad. A.J. Foyt, otro mito viviente del automovilismo mundial, tuvo su última carrera en la CART a los ¡58! años de edad. Juan Pablo no es Fittipaldi, no es Mansell, no es Mario ni Foyt, Montoya es Montoya, no sabemos que dirá, que hará ni hasta cuando correrá, lo que es cierto es que actualmente ha manifestado su deseo de seguir compitiendo de tiempo completo en la Indycar para el año siguiente, posición en contra de la oferta que tiene puesta sobre la mesa por parte del Team Penske para correr sólamente las 500 millas de Indianápolis y hacer parte de un programa de lo que ellos denominan sports cars (autos preparados para carreras de duración como IMSA o WEC).

Se habla de un fuerte rumor que vincula de nuevo a JPM con Chip Ganassi… el único lugar que está por definir en su antigua casa, pero cuya continuidad se da prácticamente por sentada, es la de Tony Kanaan. Si se confirma la silla para el brasileño, existen sobre el papel 2 equipos más en los que Montoya podría tener un auto de tiempo completo sin tener que llevar patrocinio: Ed Carpenter Racing, equipo con la vacante dejada por su reemplazo para el 2017 y A. J. Foyt Enterprises. La posibilidad del primero no parece muy clara pues Ed Carpenter, piloto y dueño del equipo, ha declarado preferir tener en sus filas a un piloto “joven”. Llegar al equipo de la segunda opción pinta más factible, pues A.J. cuenta con uno de los patrocinadores más leales de la Indycar: ABC Supply. Los resultados de los últimos años no han estado para nada cerca de lo que un patrocinador de este talante busca financiar, el equipo, por lo menos para el caso de Hawksworth, está en búsqueda de pilotos top que puedan garantizar el respaldo de alguien como ABC Supply. Otro panorama es el que implica traer dinero para poder competir, aparentemente hay varios equipos interesados en adquirir los servicios de Juan Pablo partiendo de esa base. En especial y con la salida de Sébastien Bourdais del mismo, se menciona al equipo KVSH Racing cuyo dueño fué ex compañero de Montoya en el 99’ y 2000 en la escudería de Chip: Jimmy Vasser, el campeón de 1996… bajo estas condiciones, suena complicado que un piloto élite que lo ha ganado casi todo se dé a la tarea de encontrar los recursos necesarios para correr.

No queda más que esperar a que caiga la próxima ficha, posiblemente sea la de Tony Kanaan, lo cuál seguirá despejando el panorama del destino que tomará la carrera de un nombre que encaja en la misma página de los pilotos más exitosos y versátiles en la historia de este deporte.

Miguel Rojas Cortés

Autor

Miguel Rojas Cortés

Creador de MOY.

Ver Tambien

Articulos Relacionados

Discussion about this post